image001

Cuerpxs en Resistencia

abril 27, 2019

Diseño de imagen.
Curaduría de exposición.

CUERPXS EN RESISTENCIA

Exposición colectiva, Mz 14, Universidad de las Artes, Ecuador.

Una de las misiones de la Universidad de las Artes es formar personas críticas, personas autónomas, con capacidad para cuestionar nuestro entorno y a nosotros mismos, una universidad que más que artistas, forma personas. Bajo esta premisa nos preguntamos ¿qué hace la producción artística de UARTES en favor de las luchas feministas? Es por ello que la Mesa de Género lanza la convocatoria para la recepción de trabajos de todas las disciplinas artísticas, que visibilicen las luchas de género, que aboguen por el empoderamiento de las mujeres y la comunidad LGBTI, que visibilicen los cuerpxs otrxs y que muestren una mirada comprometida con los derechos humanos. La cuestión no es saber si le servimos a una ideología política cuando hacemos arte, sino crear una imagen lo suficientemente libre como para que esa libertad sea en sí misma, un acto político. Entonces el arte político es aquel que en su propia elección de libertad constituye un acto crítico (Walter Benjamin).

57294112_2604043129613042_2652521220179755008_n

Nuestrxs cuerpxs como un escenario de poder y de representación de la diversidad,
que ante la posibilidad de ser anulados se emancipan del sistema para sublevarse
desde las prácticas artísticas. Transitar el género y el cuerpo para vivirlo con
libertad constituye en sí mismo un acto de resistencia, romper la categorización, la
representación mediática, los roles y representarse desde la diferencia y desde la exclusión son actos estéticos que devienen una forma de política.
Habitamos el cuerpo como acto político, transitamos las disciplinas del género, performamos las posturas institucionalizadas y pornografiadas para emanciparnos del sistema Estado desde nuestras prácticas artísticas. Construimos las subjetividades desde las imposiciones del cuerpo, desde las acciones cotidianas.
La experiencia estética de nosotras mismas nos vincula, nos permite percibirla desde el otro, cuidarnos, mirarnos, afectar y dejarnos afectar, concientizar los afectos y re-
habitar el cuerpo y abrir el espacio político de lo común donde los afectos, las miradas y los cuidados nos permiten que ese re-habitar abra las posibilidades del cuerpo.
Performamos las disciplinas de poder sobre el cuerpo y exploramos los límites de la representación binaria, femenina, heterogénea para crear nuevos diálogos, nuestras propias autorepresentaciones, nuestra búsqueda de la identidad, nuestras críticas, nuestras luchas
Animamos a que el espectador se enfrente al cuestionamiento de los cuerpos normativos, a sus propios cuerpos, a su resignificación.
¡LA REVOLUCIÓN SERÁ FEMINISTA O NO SERÁ!
Alejandra Bueno

Deja un comentario